Desinsectación

La desinsectación es el conjunto de medidas dirigidas al control y eliminación de insectos y otros artrópodos que pueden ser vectores de transmisión de enfermedades para el hombre. Tenemos un proceso que tiene por finalidad eliminar insectos voladores y rastreros, como: Cucarachas, Zancudos, Moscas, Mosquitos, Chinches, Avispas, Pulgas, Garrapatas, Arañas, Lepismas, Ácaros, Piojos, Ladilla, Piques, Polillas, Grillos, Hormigas, Gorgojos y otros; así como vectores causantes de las enfermedades que dañan la salud humana.

La finalidad de esta práctica es de eliminar, repeler y controlar plagas que afecten la salud de las personas en una comunidad. Es habitual realizar esta práctica en entornos urbanos (casas o departamentos), industriales, públicos y agro; además dependiendo del tipo de plaga a combatir se utiliza un tipo de químico y técnica específica para un resultado eficiente. Contamos con diversos métodos, de las cuales las más comunes son:

Aspersión Manual

Se considera un método correctivo y también preventivo, su efecto es prolongado puede llegar a durar desde horas hasta semanas y se aplica en grietas, pisos, orillas, partes bajas de los muebles, etc.

Aspersión a Motor

Se utiliza para amplias superficies y donde no exista ningun tipo de alimento. Generalmente se aplica en las zonas de acceso como alrededor de puertas y ventanas, entradas de edificios, bordes de paredes y jardines. Resulta idóneo para el control de insectos.

Termonebulización

Es una técnica de rapido efecto en donde se le obliga a salir de espacios pequeños (drenajes, conductos, ductos, etc) a las plagas hacia una superficie previamente tratada para su eliminación.